Quien Quiero Ser | Coaching y Desarrollo para la Mujer
Quien Quiero Ser | CONJUGANDO EL CAMBIO
3930
single,single-post,postid-3930,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,
 
Lighthouse

CONJUGANDO EL CAMBIO

Escrito por Espino Pueyo in Colaboradores 06 Oct 2015

Escrito por Reyes Pueyo Garcia

 

Desde hace tiempo me ronda en la mente la necesidad de compartir una reflexión que me persigue desde que tengo memoria.

Se refiere al uso de mi tiempo verbal por excelencia. El Gerundio.

 

Para emprender cualquier camino de cambio personal, no basta con saber hacia dónde quieres ir (futuro) o de dónde vienes (pasado) sino que tienes que identificar dónde estás ahora o lo que es lo mismo responder a la pregunta, en la actualidad ¿Qué estoy haciendo?, ¿Qué estoy sintiendo? ¿Qué cambio estoy necesitando? (gerundios).

A quien no sabe dónde va, ningún viento le resulta favorable, leemos en el Corán. Pero a quién no sabe donde está no le resulta fácil planificar con eficiencia y responsabilidad su camino de crecimiento personal y profesional.

 

La vida va pasando y nosotras cada día la vivimos eligiendo gerundios que nos acompañan continuamente y ni siquiera nos paramos a reflexionar el porqué de nuestras elecciones de este tiempo verbal. Solo intuimos que nos aporta un valor más largo, más intenso y desde luego más activo. Un tiempo más vivido.

 

Y siempre me pregunto lo mismo…. ¿Cómo puede ser que a menudo elijamos el gerundio para expresarnos cada día, si es una forma impersonal del verbo?  Pero… ¿Es posible entender este tiempo desde fuera de la acción y voluntad de las personas?

Para mí, desde siempre, la acción estuvo vinculada a la energía, al movimiento, al encuentro, a la emoción, a la creación….y tal vez sea esa la razón que provoca ese runrún en mi interior que hoy estoy compartiendo para así clarificarlo.

 

muñecos

A lo largo de mi experiencia profesional y en concreto, desde los servicios de orientación, he podido encontrar a mujeres abonadas  a la conjugación del tiempo de sus vida en pasado (en muchos casos sin elegirlo ellas libremente) que acudían a buscar ayuda para poder crecer y conjugar un nuevo tiempo de desarrollo personal o profesional futuro.

Se repetían sus modelos de conducta. Acudían a su cita y lo hacían con la intención de pasar por alto el gerundio (supongo que porque lo reconocían como largo y fatigante). Pero ahí se encontraban conmigo, dispuesta siempre a acompañarles en ese proceso enriquecedor siempre, a veces de descubrimientos y otras de enfrentamiento a sus miedos.

 

Tengo ahora presente a todas aquellas mujeres que, conjugando su vida en pasado pero con la esperanza como aliada, un día acudieron a los servicios de orientación buscando ayuda para encontrar un empleo y poder trabajar disfrutando y conciliando.

 

Según el Informe “Mujeres y Hombres en España” publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2013, el 91,9% de las mujeres realizan tareas domésticas y se ocupan del cuidado de niños, ancianos y personas dependientes durante 4 horas y 29 minutos diarios, frente al 74,7% de los varones que dedican en promedio 2 horas y 32 minutos, la mitad del tiempo que las mujeres. En los hogares con niños menores de 1 años, los hombres dedican 3 horas y 3 minutos a las actividades de hogar y familia, y las mujeres 5 horas y 37 minutos.

 

Mientras esta realidad siga estando presente en nuestra sociedad seguiremos leyendo en las redes sociales deseos públicos, tales como: “El 35% de españoles estaría dispuesto a bajarse el sueldo a cambio de más flexibilidad” lo cual equivale a decir que están pidiendo a gritos un cambio en los modelos organizativos actuales.

Hoy por hoy falta conciencia de conciliación en la sociedad y conseguirla es una nuestra tarea, para disfrutar de una sociedad justa que procure el bienestar de las personas.

 

En este contexto actual se impone la necesidad de un liderazgo femenino responsable y social.

 

Sabiendo que podemos ser protagonistas del cambio, es hora de hacer, comprometiéndonos con nosotras mismas y participando proactivamente con renovadas actitudes personales y profesionales que sirvan de guía hacia la igualdad efectiva de oportunidades.

 

En definitiva, Liderando con el poder de nuestra autoconfianza y mediante la puesta en escena de nuestras habilidades, lograremos un entorno más flexible, donde disfrutemos nuestro equilibrio personal y profesional, creciendo, trabajando y conciliando cada día.

 

Elijo seguir Confiando y trabajo cada día para acabar Facilitando y Disfrutando los resultados.

 

 

 

 

 

 

 

Reyes Pueyo García es Licenciada en Derecho, Formadora de vocación y Consultora en Desarrollo de Organizaciones y Personas.

Su experiencia profesional de más de veinte años entre actividades de consultoría, formación, dirección y  gestión de recursos humanos, le permite autodefinirse como una persona que disfruta compartiendo y co-creando conocimientos para orientar y desarrollar a las personas.

 

Consciente de la corresponsabilidad social de quienes habitamos hoy  en la Tierra y de la sensibilidad en materia de igualdad de oportunidades que lleva en su ADN profesional, realiza proyectos, talleres y asesoramiento para acompañar a las personas en procesos de búsqueda o mejora de empleo, desarrollo de habilidades profesionales, mejora y adaptación de las organizaciones a nuevos procesos, entre otras actividades.

 

https://es.linkedin.com/pub/reyes-pueyo-garcía/66/409/772

 

 

 

Dejar un comentario