Quien Quiero Ser | Coaching y Desarrollo para la Mujer
Quien Quiero Ser | EL CORAJE DE APRENDER
4236
single,single-post,postid-4236,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,
 
featuredimage10

EL CORAJE DE APRENDER

Escrito por Espino Pueyo in Cambio 08 Feb 2016

Mucha gente me pregunta ¿Para qué sirve el Desarrollo personal? ¿Esto del Desarrollo personal ahora está de moda? Incluso otras muchas me dicen que no les gusta pensar tanto y tan profundamente acerca de si mismas, que cuesta mucho y es doloroso.
El siglo XX fue el siglo del desarrollo industrial, científico y tecnológico y está claro que desde este punto de vista con un desarrollo social empobrecido por la preocupación constante de satisfacer con rapidez todos nuestros deseos individuales, a veces a golpe de un solo “clic”, es difícil de entender.
El siglo XXI va a ser el siglo del desarrollo de la Neurociencia, del Liderazgo emocional, del conocimiento de la mente y el Desarrollo de las personas.
Somos una generación que hemos crecido con un estado del bienestar que nos ha facilitado conseguir muchas cosas sin apenas esfuerzo, disfrutando de una vida cómoda y placentera donde la paciencia, la espera y el fracaso no eran bienvenidos.
Saber gestionar la frustración cuando las cosas no llegan como queremos no es una tarea fácil.
Cuando todo va bien, creemos que no necesitamos nada, que las cosas van a seguir siendo así siempre y eso nos tranquiliza y nos mantiene en una zona de confort y seguridad personal que con el paso del tiempo y sin darnos cuenta se convierte en nuestra propia prisión.
Pero los cambios ocurren, las circunstancias llegan a tu vida a veces de forma inesperada (Crisis, desempleo, divorcios, enfermedad, perdidas….)

aquatic-1058934__180
Y es en estas situaciones de “Crisis” y de cambios vitales cuando la vida te planta un “Stop” y te hace parar, a veces en seco, para que aprendas algo más sobre ti, sobre tu entorno, sobre tu forma de relacionarte con los demás y contigo mismo, sobre tu forma de vivir y entender tu vida, para que des un paso más, para que avances…
Cuestionarnos a nosotros mismos implica obtener nuevas respuestas para lo que nos sucede y a su vez requiere entrar en un proceso de aceptación y reconocimiento de la persona que somos en esencia, fuera de toda mascara o coraza que queramos utilizar como barrera de protección frente al mundo.

Aceptar nuestras zonas de luz y de sombra puede ser un trabajo doloroso, pero sin duda enriquecedor.
Solo desde la búsqueda, descubrimiento y conocimiento de tu Ser esencial, puedes tomar conciencia de todos los recursos y capacidades personales que tienes. Solo desde ese espacio podrás afrontar las nuevas situaciones de cambio que llegan a tu vida para darte cuenta de las oportunidades que estás te presentan, aunque a priori creas que no eres capaz o no puedes conseguirlo.
Te diré que no es fácil, pero si tienes el coraje de querer aprender y entrenar nuevas formas de pensar y sentir, desarrollarás tu inteligencia emocional, encontrarás cuáles son tus valores, como motor y faro que guían tus pasos, aprenderás nuevas conductas y comportamientos que pongan rumbo y dirección en tu vida.
Te aseguro que el resultado, sea cual sea, será satisfactorio para ti y para tu entorno. Llegues a donde llegues, descubrirás que después de este aprendizaje te habrás convertido en una persona más grande, llena de confianza y coraje para seguir avanzando, disfrutando de los éxitos que sin duda llegaran a tu vida.

  • Nena febrero 12, 2016 at 7:17 pm / Responder

    Me ha gustado mucho el artículo. Tienes mucha razón en lo que dices. Deberíamos de reflexionar y aprender más sobre nosotros. Es la gran asignatura pendiente que tenemos todos. Te felicito por la página . Enhorabuena!!!. Te animo a seguir con lo que estás haciendo. ,!,.Bss.

    • Espino Pueyo febrero 17, 2016 at 5:25 pm / Responder

      Muchas gracias Nena. Me alegro de que estos artículos sean de tu agrado y espero que puedan ser útiles a muchas personas que se están adentrando en este mundo del desarrollo personal.

  • Marta Reina marzo 17, 2016 at 11:03 pm / Responder

    Aceptar nuestras luces y nuestras sombras, trabajo doloroso pero enriquecedor. Cuánta razón. Me ha encantado esta parte. Sigue escribiendo para que podamos disfrutarte.

    • Espino Pueyo mayo 24, 2016 at 7:10 pm / Responder

      Gracias Marta, espero seguir haciéndolo aunque solo sean reflexiones personales para compartir. A mi me sirve para clarificar ideas y seguir creciendo…

Dejar un comentario