Quien Quiero Ser | Coaching y Desarrollo para la Mujer
Quien Quiero Ser | REINVENTARSE PROFESIONALMENTE A LOS CINCUENTA - Quien Quiero Ser
4356
single,single-post,postid-4356,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,
 
1743c31e-b561-475f-85e7-e556fce5a24d

REINVENTARSE PROFESIONALMENTE A LOS CINCUENTA

Escrito por Espino Pueyo in Emprender 21 Oct 2016

 

“Reinventarse no quiere decir convertirse en alguien distinto a quien se es, sino sacar a flote nuestro verdadero Ser. Es en este nuevo espacio de posibilidades donde afloran la creatividad, la sabiduría y la energía que transforman por completo nuestra experiencia, trayendo una mayor serenidad, ilusión y confianza a nuestras vidas”. Mario Alonso Puig

 

Reinventarse profesionalmente a los cincuenta, emprendiendo y buscando tu oportunidad en el mercado laboral actual, no es una tarea fácil, pero quiero contar mi historia personal por si sirve de referencia a otras persona que al igual que me ocurrió a mí, están pasando por un momento de incertidumbre y cambio en su vida profesional o personal.

 

Empecé a trabajar desde muy joven, apenas 20 años. Por circunstancias de la vida no estudie ninguna carrera universitaria, a pesar de ser una estudiante excelente, y este hecho siempre hizo que me sintiera en desigualdad frente a otros compañeros de profesión que si eran universitarios. Pero mi universidad fue mi trabajo, y las distintas empresas y experiencias por las que he ido pasando a lo largo de mi vida profesional.

 

Fueron años de crecimiento y aprendizaje profesional y personal en los que me sentí  realizada y tuve la oportunidad de ofrecer lo mejor de mí, consiguiendo siempre estar entre los mejores, con resultados muy exitosos.
Pero después de una larga y exitosa vida profesional en el mundo de la empresa, llego la Crisis y con ella “mi Crisis personal”.

 

En el año 2013, cuando ya rozaba la cincuentena, me vi  en la tesitura de encontrarme sin trabajo, sin el trabajo al que había dedicado muchos años de mi vida.

 

No sabía que rumbo iba a tomar, solo tenía claro que no podía, ni quería seguir haciendo lo mismo. La crisis se llevó toda la motivación, energía e ilusiones que durante años me mantuvo al pie del cañón.

 


Tenía claro que a pesar de la incertidumbre que toda esa situación me provocaba, era una oportunidad de cambio para mí, tanto a nivel profesional como personal.

 

Una de las mayores barreras que me encontraba a nivel personal era mi creencia de no ser válida por no tener un título universitario y eso me restaba oportunidades frente a otros, además de la edad. Sabía que tenía que invertir en mi formación y reinventarme profesionalmente. Tenía que encontrar mi hueco en el mercado  y aprovechar las oportunidades que toda crisis trae consigo.

 

Siempre me había interesado por el desarrollo personal y había oído hablar del Coaching como mucha gente, pero desconocía lo que era realmente. Así que decidí matricularme en un master de formación en Coaching ejecutivo y personal.

 

Poco a poco fui descubriendo un mundo nuevo que me encantaba y en el que me sentía plenamente identificada y válida. Empezaron a salir a flote habilidades que no pensaba que tuviera y que me demostraban que yo podía ofrecer mucho a otras personas gracias a mi bagaje profesional y mi experiencia.
Tuve claro que quería que esta fuera mi profesión. Por primera vez en mi vida quería dedicarme a algo que disfrutara y me hiciera  Feliz.

 

Después de dos años de formación en diversas disciplinas, Coaching, Inteligencia emocional, PNL (programación Neurolinguistica), en los que invertí  mucho tiempo, dinero y esfuerzo personal,  empecé un proyecto profesional enfocado en la mujer, “Quien Quiero Ser. Coaching y Desarrollo para la mujer”, en el que hoy estoy comprometida.

 

Pero para conseguir poner en marcha este proyecto tuve que vivir mi propio “proceso de Coaching” trabajando a fondo todas las cuestiones que debía resolver para conseguir mi objetivo con éxito.

 

Durante este proceso pude:

 

  • Definir y concretar mi objetivo profesional
  • Encontrar mis valores y motivación para salir de mi “zona de confort”
  • Asumir mi compromiso y responsabilidad con mi proyecto
  • Darme cuenta de todas las competencias y recursos que necesitaba para desarrollarlo
  • Detectar las creencias y comportamientos que me limitaban e impedían que avanzara hacia mi objetivo
  • Superar las barreras y obstáculos que aparecían y que muchas veces estaban dentro de mí
  • Aprender a gestionar mis emociones
  • Generar la confianza, seguridad e ilusión. que me daba impulso
  • Enfocarme en las soluciones en vez de en los problemas
  • Desarrollar mi creatividad y flexibilidad generando las mejores opciones para mí en ese momento
  • Y establecer planes de acción concretos que me iban llevando paso a paso hasta mi sueño

Hoy por hoy sigo con mi proyecto adelante, siendo coherente con lo que soy, buscando todas las oportunidades para trabajar con mujeres de diferentes ámbitos, asociaciones de mujeres de todo tipo, con cáncer de mama, empresarias, madres, trabajadoras, desempleadas, etc. ayudándolas a adquirir competencias y habilidades para su día a día, de forma que les ayude a enfrentarse a sus retos personales y/o profesionales, para que mejoren su gestión emocional, sus habilidades sociales, de comunicación, para que aprendan a gestionar conflictos, a tomar responsabilidad y compromiso con ellas mismas y con su futuro…en definitiva, a que se empoderen y aprendan a Ser lo que quieran Ser para mejorar su bienestar y calidad de vida.

 

Como cito en mi biografía en mi página web:

 

“Mi compromiso es ayudar a todas esas mujeres que alguna vez se han sentido como yo, perdidas, sin saber qué hacer o por donde seguir caminando, sin atreverse a elegir y empezar a dirigir sus vidas.”

 

Creo que dar esperanza a las personas es una meta muy grata y satisfactoria y es el motivo por el que sigo reinventándome cada día.

 

Dejar un comentario